4 de julio de 2019

Megan Rapinoe y su reivindicación a la mujer como futbolista

Megan Rapinoe es la goleadora de Estados Unidos en el Mundial femenino. Foto: Twitter @mPinoe
La jugadora decidió enfrentarse al presidente de Estados Unidos Donald Trump por discriminación.

Megan Rapinoe es la capitán de la selección de su país, sino que también es una de las rebeldes de una selección que propone un fútbol subverso fuera de la cancha, pero llena de compromiso y la defensa de derechos que la pelota como un elemento social más grande que las tres Copas del Mundo que esta selección ya ganó.

La futbolista se constituye como un símbolo que trasciende el fútbol mundial ya que ella es defensora de los derechos de la comunidad LGBT y desde el primer momento decidió no cantar el himno de su país y además tomó la decisión de enfrentarse a Donald Trump, presidente de Estados Unidos con la intención de no ir a la Casa Blanca.

La jugadora fue una de las atletas en apoyar al jugador de fútbol americano Colin Kaepernick en su campaña contra el racismo y donde manifestó arrodillarse durante la interpretación del himno nacional norteamericano.

En el 2012, Rapinoe hizo pública su homosexualidad y desde entonces es una de las banderas LGBT en Estados Unidos, su pareja es otra estrella del deporte la basquetbolista Sue Bird, que juega en los Seattle Storm de la WNBA.

Asimismo, la veterana centrocampista está implicada en la lucha con su federación para la igualdad salarial de los jugadores y jugadoras de la selección Estados Unidos.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario