9 de noviembre de 2017

¿Para qué sirven y para qué no los partidos con Corea del Sur y China?

Foto: Cortesía FCF.
La selección Colombia cerrará el 2017 con dos partidos en el 'lejano oriente', contra dos rivales que no atraviesan su mejor momento. Buscamos responder a los principales interrogantes en la antesala a los encuentros.

¿Para qué sirven los partidos?

1. Probar arqueros colombianos.

La ausencia por lesión de David Ospina y el no llamado a Camilo Vargas, le da la oportunidad al técnico José Pekerman de foguear en la 'tricolor' a Leandro Castellanos y José Fernando Cuadrado, arqueros destacados del rentado nacional con Santa Fe y Once Caldas, respectivamente.

Este fogueo quizás sirva para zanjar con la controversia e incluso campaña mediática de 'nacionalizar' el arco colombiano con el argentino Franco Armani.

2. Mantener la cohesión del equipo.

Uno de los grandes logros del proceso Pekerman ha sido mantener unión, cohesión en el grupo de jugadores. El viaje significará toda una experiencia para el plantel, aunque no estén dos habituales como el arquero Ospina y el goleador Radamel Falcao García.

3. Cerrar el año con confianza.

Corea del Sur y China son rivales que históricamente y en la actualidad son de menor nivel respecto a Colombia. Hoy, los surcoreanos clasificaron al Mundial con dificultades y ocupan el puesto 62 del ranking FIFA, mientras los chinos ocupan el lugar 57, sin avanzar al certamen de Rusia 2018 a pesar de tener como técnico al italiano Marcello Lippi, campeón en Alemania 2006.

En el papel, Colombia debería ganar ambos encuentros, pero se trata de rivales que tienen velocidad especialmente en los costados. Más que un fogueo de nivel, se trata de dos juegos en los que apartentemente se pueden lograr buenos resultados.

4. Probar otras alternativas en el campo.

En teoría, estos dos partidos, hacen parte de la recta final en la preparación a Rusia 2018. Aunque falten más de 200 días para la copa, serán pocas las oportunidades de reunir al grupo y buscar opciones en todas las zonas del campo. Que no nos extrañe ver de nuevo jugando a Stefan Medina o a Miguel Borja.

5. Estrenar camiseta y hacer marketing.

El juego contra Corea del Sur será en el que Colombia estrene su camiseta de la marca Adidas para la Copa del Mundo, inspirada en el diseño de la camiseta alternativa que se usó en Italia 1990. En el juego contra China habrá oportunidades de marketing adicionales, gracias al interés y contacto reciente de la Dimayor con el fútbol chino, no sería de extrañar que los diálogos escalen a nivel federativo, pensando en el beneficio económico.


¿Para qué no sirven los partidos?

1. 'Calentar' el ambiente premundialista.

Si bien es cierto que faltan más de siete meses para que arranque la copa, es muy distinto el contexto de los juegos de hace cuatro años en Bélgica y Holanda, a los de ahora en Corea del Sur y China.

La talla menor de los rivales actuales, sumados a horarios en los que la mayoría de la gente está alistándose para ir a su trabajo o estudio (6 de la mañana), los que hacen que se pierda relevancia y por ende expectativa hacia el Mundial.

2. Evaluar el nivel de la Selección o sus individualidades.

Colombia cerró la eliminatoria con tres puntos de doce posibles y cuatro fechas sin ganar, pasando dificultades para cerrar la clasificación. Los juegos de esta doble fecha no serán termómetro para saber si Colombia está en buen nivel o no, si James puede ser el líder que el equipo necesita, o si la defensa será sólida. Los partidos serán fogueo y no mucho más.

3. Ser cabeza de serie en el Mundial.

Dentro de las reglas para el sorteo que será el 1° de diciembre en Moscú, quedó establecido que el ránking FIFA de Octubre determinaría el orden de los bombos. Colombia quedó en el puesto 13 y por ende ocupará un lugar en el bombo 2, evitando en la fase de grupos a las selecciones de: Brasil y Argentina (cabezas de serie), México, Inglaterra, España, Uruguay, y tres selecciones más dependiendo del desenlace del repechaje europeo.

¿Nos faltó algún factor? ¡Esperamos tus comentarios!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario